CESTAS

El otro dia estuve en casa de mi amiga Natalia, que estrena convivencia. Quería llevarle algo para su nueva vida y se me ocurrió aprovechar unos restos de lana que encontré en “el armario de Sport Billy”, las nostálgicas y nostálgicos de mi edad sabrán porque nombro así al armario de donde salen todos mis materiales. Si necesita explicación, no tenéis mas que pedirla.

Pues bien, como dije, aproveché unos restos de algodón crudo que tenía por ahí, como no era lo suficientemente grueso para mi gusto, le añadí un hilo de acrílico gris. El resultado es muy bonito.

cesta1

Y ahora desde arriba.

cesta

La técnica es muy sencilla. Hice una base del diametro que me parecía y luego trabajé en redondo siempre con punto bajo. Para terminar le hice un dobladillo simplemente doblando el borde.

A su dueña se lo llevé con productos de baño, para que los estrene con su Luis.

Y como ya estaba puesta, aproveché un resto de cuerda rosa de los tiempos en los que hacíamos maceteros en el colegio. Seguro que más de uno y de una tiene alguno en el trastero y le hice una cesta con un asa para las horquillas y gomas del pelo de mi hija.

cesta4

cesta3

Y ahora lleno.

cesta2

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CROCHET y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s